¿CORRUPCIÓN O MÁRKETING DE LA VACUNA?

Seguramente pocas campañas publicitarias para convencernos de la bondad de las vacunas sean tan efectivas como el interés desaforado, hasta jugarse sus cargos y puestos de trabajo, que responsables políticos y sanitarios han demostrado por ponerse la primera dosis. Será interesante ver los índices de aceptación o rechazo a la vacuna antes y después de estos comportamientos.

Esta corrupción a distintos niveles (algunas altos cargos podrían ser acusados de prevaricación) ha puesto en marcha varias de las tácticas que se estudian en psicología social para influir, persuadir y lograr cambios de actitudes, y que obedecen a una serie de principios psicológicos.

Cuando vemos a responsables político-sanitarios ansiosos por ponerse las vacunas los primeros, funcionan tácticas basadas en el “principio de autoridad”: si éstos, “que saben”, se las ponen, es que deben ser buenas. También apela al “principio de escasez”: cuando tienen tanta prisa es que a lo mejor no va a haber suficientes para todos.

Por su parte, el mensaje lanzado por estos (i)responsables es nítido, confirmando el miedo al virus y la esperanza en la vacuna. Su credibilidad no puede ser mayor, porque además de ser altos cargos (algunos médicos/as) lo acompañan del ejemplo práctico, aún a costa de la recriminación pública. Si a eso le sumamos la indignación social que provoca este comportamiento, veremos que en el conjunto acaba primando el nivel emocional sobre el racional, lo que tiende a anular la reflexión sobre la duda inicial (¿son las vacunas el método adecuado para afrontar el virus?).

Dada la preocupación que había hace unas semanas por el rechazo social a la vacuna por parte de los gestores políticos, el dinero que mueve su fabricación y distribución, y las ventajas que según la ortodoxia científica traerá la vacunación para superar esta pandemia, personalmente no descarto que a puerta cerrada algunos/as hayan brindado con champán. Por la feliz coincidencia o por el éxito de la campaña, ya veremos.

Pero tengo claro lo que Germán ha dicho en varias ocasiones. La pandemia es “una trama-urdimbre (ataque biológico a los pueblos)”

(https://www.facebook.com/311431722397745/posts/1552623961611842/?extid=0&d=n ).

Ayudanos a difundirlo