excursus libro 5 – 12/1/2021

LIBRO.- 5.-Verdadero camino y solución a los problemas de la humanidad.
————— 
Excursus pertinente entre los AVISOS ESPECIALES números (28 y 29).  
————–
La ONU y la gran mayoría de las naciones saben y aceptan que toda autoridad, todo poder, toda ley y todo mandato procede y viene del pueblo, es decir, del sentido y significado ético-moral que la conciencia de los seres humanos configurados como pueblo da al hecho de la actividad vital que constituye la realidad de la vida.
———–
Estando reconocido universalmente que la realidad de la vida es así, se expone rotundamente y sin ambages, el hecho de que tanto la ONU como la gran mayoría de las naciones, prescinden absolutamente del PUEBLO a la hora de hacer leyes, de prescribirlas, promulgarlas y ejecutarlas.
La razón de ello se debe a que unas pocas naciones prepotentes, impiden con su veto no solo que la ONU y las demás naciones consulten a los pueblos sobre el valor y promulgación de las leyes, sino que IMPIDEN A LAS NACIONES, Y SOBRE TODO A LA “ONU” DAR Y HACER VINCULANTES LAS LEYES QUE CREAN Y PROMULGAN.
————–
Como resultado de ello, precisamente a la hora de hacer las leyes, tanto la ONU como la mayoría de las naciones, las sacan y fundan, bien en el derecho canónico, en el infame e injusto principio de autoridad, o tal vez meramente en el juicio y opinión de los estamentos que ostentan el poder, olvidando y obviando  consultar la conciencia del pueblo, bien por vía de consultas a las instituciones populares, o bien bajo referéndums o elecciones.
———–
Así mismo, a la hora de prescribirlas o promulgarlas, ninguno de los organismos citados en el anterior párrafo se atreve a apelar o consultar la opinión o designio del pueblo, ateniéndose solamente a la conveniencia, defensa o rechazo de los mandatarios.
———–
Mucho menos se llega o se consulta al pueblo a la hora de ejecutarlas y cumplirlas, pues es bien sabido, que en la mayoría de los casos, los gobernantes se agarran y se fundan en los preceptos de los códigos de justicia, que todo mundo sabe con certeza, que casi siempre tienen un sentido y significado de injusticia, de venganza, de tiranía o abuso disfrazados de legalidad, bien para beneficio y/o defensa de los mandos y jefes, o tal vez para imponer respeto y ley por la fuerza, o tal vez para ejemplarizar y escarmiento de las personas.

Ayudanos a difundirlo