#MID COMUNICADO 11 – VIDA DIGNA ASEGURADA PARA PROGRESAR

Estamos viendo que los ataques de las derechas al Gobierno han ido subiendo de tono en cuanto se ha evidenciado el carácter social real de las medidas propuestas. Es decir, cuando se han puesto de forma clara los derechos humanos y la solidaridad por encima de la economía. Los puntos álgidos han sido las dos semanas de hibernación de la actividad no esencial, y sobre todo el proyecto para una Renta Mínima Vital. A partir de ahí, el PP, por supuesto Vox, de forma más artera Ciudadanos, y los partidos nacionalistas de derechas (a cara descubierta el PNV) están intentando que la vía social naufrague y desde luego que no haya avances estructurales. Todos los poderes fácticos han salido para mantener sojuzgado al pueblo. Incluida la iglesia católica, que tampoco es partidaria de una Renta Mínima Vital permanente, a pesar de ser la organización más escandalosamente subsidiada del país. Quieren mantener la pobreza porque hacen negocio con los pobres desde hace siglos.

Para #MID, la Renta Mínima Vital es un paso necesario, pero resulta insuficiente y está tardando demasiado, se precisa avanzar más. Como Germán Martín Castro, Prometeus, propone en Procesos de Evolución Superior (2019), es necesario tener claras dos premisas:

  1. Aceptación racional de que la situación de bienestar y acomodo material es la propia y adecuada a la secuencia vital de cada ser humano, y vivir con seguridad de que siempre será así.
  2. Comprensión de que la vida en esas condiciones no es suficiente para el verdadero progreso y evolución de la persona.

(Libro 2, cap. 2)

Debemos superar la cultura judeo-cristiana que apuntala el capitalismo. No se puede seguir regido por el malinterpretado concepto del Génesis de “ganarás el pan con el sudor de tu frente” ni estar bajo el yugo del dinero, que esclaviza para subsistir.

Esta losa de la civilización y cultura occidental sólo puede removerse cambiando el concepto de TRABAJO, que ya no se puede restringir a la actividad “productiva”, sino que hay que reformular como Martín Castro plantea:

Toda actividad humana justa, útil y conveniente, realizada en forma consciente y relajada y con enfoque significativo en todo momento ha de ser considerada como trabajo verdaderamente.

(Martín Castro 2019: Procesos de Evolución Superior, libro 1, cap. 11)

Y como tal, mientras el dinero sea necesario para adquirir lo preciso para vivir, toda persona debe disponer de él para llevar una vida digna desde el nacimiento a la muerte. El fin primordial de la persona humana es evolucionar y progresar (opus cit.) y todo gobierno integral y democrático debe poner los medios para ello.

Madrid, 22 de Abril de 2020.

Ayudanos a difundirlo