¿Un cristianismo diferente?

Recientemente publicado este articulo del teologo Juan Jose Tamayo, (justo hoy me hablaron de él) ¿Resulta posible que el cristianismo este cambiando? Una realidad diferente es posible #UNID

“El propio Francisco utiliza en sus documentos la metodología de la TL : análisis de la realidad (mediación socioanalítica), interpretación liberadora (mediación hermenéutica), juicio ético (crítica del capitalismo) y llamada a la acción (praxis transformadora). Dicha metodología puede reconocerse fácilmente en la exhortación apostólica La alegría del Evangelio, de 2013, texto revolucionario dentro de la doctrina social de la Iglesia que constituye una de las condenas más severas del neoliberalismo —al que califica de sistema injusto en su raíz— y se ubica dentro de las tradiciones antiidolátricas de ayer y de hoy: los profetas de Israel, Jesús de Nazaret, el marxismo y su crítica del fetichismo de la mercancía y del capital, los foros sociales mundiales…”

Algunos principios de está teología de la liberación, para los que nos somos seguidores del cristianismo como tal, parecen bastante óptimos para considerarlos íntegros. Así dice wikipedia:

Algunas de las ideas de la teología de la liberación son:

1 -Opción preferencial por los pobres.
2 -La salvación cristiana no puede darse sin la liberación económica, política, social e ideológica, como signos visibles de la dignidad del hombre.
3 -La espiritualidad de la liberación exige hombres nuevos y mujeres nuevas en el Hombre Nuevo Jesús.9
4 -La liberación como toma de conciencia ante la realidad socioeconómica latinoamericana y de la necesidad de eliminar la explotación, la falta de oportunidades e injusticias de este mundo.
5 -La situación actual de la mayoría de los latinoamericanos contradice el designio histórico de Dios y es consecuencia de un pecado social.
6 -No solamente hay pecadores, sino que hay víctimas del pecado que necesitan justicia y restauración.
7 -El método del estudio teológico es la reflexión a partir de la práctica de la fe viva, comunicada, confesada y celebrada dentro de una práctica de liberación.

Por supuesto no es una incitación a la fé cristiana, pues cada cual es bien libre de elegir su opción, solo son datos para facilitar la comprensión de este articulo.

Los frentes de “reivindicación” por una estructura “democrática” siempre suponen un cambio justo, ante el cual “el poder” siempre se niega. Así Tamayo es miembro de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII que por supuesto por su pensamiento crítico de regeneración y avance no ha sido reconocida por la Iglesia Católica.

“Mientras no se produzca la democratización de las estructuras eclesiales y se dé el paso de la discriminación de las mujeres a la igualdad de género, el cambio de paradigma eclesial que pretende llevar a cabo Francisco se habrá quedado a medio camino o, peor aún, habrá fracasado.”

¿Dónde está realmente ese cambio? ¿En las personas tal vez? ¿Cuántas personas consideramos que hay íntegras trabajando en las bases de un cristianismo diferente? ¿Cuántas personas religiosas (por consonancia con esté articulo) apoyan una Unión Integral y Democrática de todos los pueblos? #UNID ¿Y si tal vez nos unen los mismos valores seamos de la creencia que seamos? ¿Y si tal vez el punto de unión es exactamente los Valores?

 

Fuente:https://elpais.com/internacional/2018/03/12/actualidad/1520872634_600742.html

Ayudanos a difundirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *