¿Por qué un progreso integral?

El sistema capitalista promueve la evolución de los ámbitos externos de la persona, es decir, la parte social, económica, cultural, etc., pero ¿qué pasa con la evolución interna de la persona?, ¿por qué se fomenta más la creación de inteligencia artificial que la inteligencia de la persona humana?.

Desde UNID, nos damos cuenta de como los gobiernos deben centrarse en la evolución integral del ser humano y no solo en las facetas que puedan interesar a un sistema como el que tenemos hoy en día, capitalista y de ideología católica.

Dentro de la Civilización y Cultura Occidental, las principales causas de la falta de adecuación para el progreso y evolución de la sociedad y del ser humano, han sido y siguen siendo todavía, el capitalismo y las ideologías religioso-dogmáticas, sobre todo las eclesiales cristianas, y en especial las de referencia católica.

Ahora vamos a tratar sobre las razones de cómo y por qué consideramos y determinamos que El Capitalismo y las Ideologías religiosas dogmáticas han sido y siguen siendo, desgraciadamente, en primer lugar no sólo la causa principal de su propia decadencia y declive como instituciones, sino también del malestar, decadencia y degeneración de los pueblos que se han adherido a dicha Civilización Occidental.

No hay duda que el tiempo y la experiencia hacen que la raza humana vaya consiguiendo algún progreso evolutivo en bastantes facetas en las que el ser humano está involucrado; y todo ello a pesar de las muchas trabas, tanto materiales como ideológicas, que ha encontrado en su camino.

Durante los aproximadamente 2.000 años en que la llamada Civilización y Cultura Occidental viene rigiendo, no hay duda de que el progreso y civilización han evolucionado, siendo patente su desarrollo y adelanto, sobre todo en lo cultural, social, político y económico.

Sin embargo, dicho progreso se ha realizado y sigue haciéndose también hoy, en los aspectos y matices que se citan en el párrafo anterior, los cuales se refieren y atañen específicamente a lo que adviene a la persona humana desde fuera de ella misma, que no es sino el acervo de conocimientos culturales de que tratan las diferentes disciplinas del saber.

Este progreso y adelanto, del que tanto presume ser autora la Cultura de Occidente, siempre ha reforzado el desarrollo y vigencia del sistema Capitalista.

También la susodicha Cultura Occidental ha interferido profundamente en el desarrollo de las ideologías religiosas mundiales, haciendo de la ideología cristiano-católica un complejo sincretismo, puesto que ha reactivado muchas de sus normas y criterios con plagios y expolios a religiones paganas sin miramiento alguno.

Esas dos condicionantes (capitalismo y religiones dogmáticas) que tan frecuentemente venimos mencionando, encuentran (tienen) su fundamento y base real en la acción de ciertas MOTIVACIONES INTERNAS (INSTINTOS Y LÍBIDO) que proceden de lo más profundo del ser, y por tanto son de tipo eminentemente personal (síquico y/o sicológico).

Fuente: Germán Martín; La Era de Acuario

 

Ayudanos a difundirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *