MID – COMUNICADO 1: SOBRE EL CORONAVIRUS

COMUNICADO DE MID SOBRE EL CORONAVIRUS

La enfermedad infecciosa denominada COVID-19, sobre la base de un sustrato sanitario de características epidemiológicas, está teniendo graves consecuencias sociales y humanas. Trastoca la “vida normal”, interrumpe la “producción”, paraliza el transporte, obliga a cambiar las formas de relación social, genera caos en las bolsas, pérdidas en la mayoría de negocios… 
Esto provoca incertidumbre en las personas. No solo a verse afectadas directamente por el coronavirus como patología, sino a sufrir desabastecimiento, paro, falta de servicios sociales. También en relación con las medidas que se toman por los gobiernos y autoridades correspondientes. Hasta qué punto son oportunas o no, tomadas a tiempo o con retraso, si son exageradas, o si con la excusa del coronavirus se pretenden otros objetivos. Principalmente de control social y en definitiva de retroceso “democrático”. 
Igualmente sorprende a la gente la diferencia de atención y medios que se dedican a esta infección en relación a otros males que afectan a la humanidad de forma más nociva, general y continuada, pero que parecen asumidos como “naturales”. Cuestiones como el hambre, las gripes comunes, la desigualdad, los dolores crónicos, la falta de educación, el machismo, etc. se soportan y definen en la práctica como inevitables. Incluso son calificados por algunas ideologías como “designios divinos”. No hay ninguna urgencia en su resolución. Da igual los millones de personas que a diario sufran, mueran o degeneren por su causa.

La crisis del coronavirus pone sobre la mesa un aspecto fundamental de la civilización: la inadecuación de los sistemas socio-político-económicos y culturales vigentes, para llevar una vida y una evolución correcta. ¿Cómo puede ser posible que, una vez más, se eludan los comportamientos del polo negativo de la humanidad –solidaridad, justicia…- y nos encontremos con el dominio del poder y el dinero? Así se ve cuando la economía se pone por encima de la salud.

Si no estuviéramos en un sistema capitalista neoliberal, si todo el mundo tuviera asegurada vida digna desde el nacimiento, si las estructuras políticas fueran democráticas y la ONU funcionase, estas angustias e incertidumbres no se darían.

Esto nos indica en qué situación estamos realmente, y lo grave que es el neoliberalismo para el progreso humano. Pero no es nuevo, porque como reitera Germán Martín Castro (Mensaje, Cap. 23):

“Sepa la humanidad que tanto el evento-impulso neoliberalismo, como el llamado coronavirus, son dos acontecimientos universales como consecuencia directa del camino perverso y erróneo que siempre ha estado obligada a seguir.”

La única forma de salir de este círculo vicioso que va camino de destruir a la humanidad es seguir los principios propugnados por MID y expuestos en Procesos de Evolución Superior y demás obras de Germán Martín Castro.

Madrid, 11 de Marzo de 2020

Ayudanos a difundirlo