MEMORANDUM Y MANIFIESTO que hace el grupo PROMETEUS en la coyuntura de la presentación DEL MOVIMIENTO UNITARIO que se ha de llamar UNION INTEGRAL Y DEMOCRÁTICA DE LOS PUEBLOS.

En primer lugar, trataremos de hacer una precisa y sencilla exposición de la situación y estado de las personas, de los gobiernos, de las naciones y por tanto de la vida y de la humanidad en la actualidad.

Para cumplimentar nuestro aserto, hemos examinado con todo cuidado y toda prudencia gran parte del ingente número de hechos y circunstancias, que han venido sucediendo (que han tenido lugar) en el transcurso de los tiempos.

Así pues, lo primero que hemos sacado en conclusión, es que no hay duda acerca de la gran confusión y dificultad que se nos presenta a la hora de examinar con la más ligera y mínima precisión dicha situación, porque las cosas se han inveterado a lo largo de los tiempos, por lo cual el panorama y perspectiva que se nos presenta en los tiempos presentes de la vida y la humanidad, es altamente impredecible, a no ser que algo especial venga a hacer hincapié en la vida y en la consciencia de las personas.

Solamente con echar un ligero vistazo al estado de las personas y de las naciones, encontramos una terrible y grave confusión y conflictividad, ya que las personas y las naciones se encuentran en una situación un tanto extraña y alarmante, porque todo indica una falsa realización y una insólita postura ante la vida.

Decimos esto de las personas porque, en efecto, la mayoría de ellas se encuentra y vive como si estuviera enajenada o alienada, ya que sus actos e ideas parecen fuera de la realidad, porque se esfuerzan en conseguir multitud de cosas distintas y de todo tipo, viendo en ello falsamente su proceso de evolución y de progreso personal.

En efecto, todo indica que las personas no encuentran cauce adecuado para su progreso y desarrollo, sobre todo porque las ideologías informantes no son las más adecuadas y apropiadas para el progreso humano, tanto en su comprensión como en su realización.

Por esa razón afirmamos que las ideologías que informan a las personas, tanto de la izquierda como de las derechas, no suponen la completa solución a las necesidades y salidas que el ser humano precisa para su completo desarrollo.

También debemos afirmar algo parecido de los gobiernos, puesto que no aciertan, ni consiguen llevar a sus ciudadanos a un nivel o estado de felicidad y progreso conducente a su verdadero desarrollo.

La principal razón de que tanto las personas como los gobiernos, ya sean de derechas o de izquierdas, no sean capaces ni de evolucionar por sí mismos ni de hacer que sus ideologías y actos repercutan favorablemente en la sociedad, ya la hemos expuesto en párrafos anteriores y en otras publicaciones, pero sin embargo las volveremos a decir ahora para su más completo entendimiento y eficacia: el sistema que rige a las personas y por tanto a los gobiernos, no es el apropiado ni el adecuado para poder evolucionar y progresar como se debe.

Las leyes, como hijas legítimas de las ideologías vigentes, se interesan, como es natural, en interpretar y defender el devenir y seguridad de los que las han configurado; por ello olvidan injustamente implicarse en el verdadero sentido y estado de la justicia, que todos sabemos que debe ser igual y universal; dichas leyes no tienen en cuenta todas las circunstancias y concomitancias pertinentes a todas las situaciones vitales de las personas, sino que se inclinan casi siempre a conveniencias interesadas.

Las instituciones de todo tipo, incluyendo las humanitarias, religiosas y esotéricas, siguen las normas de vida de los que las han constituido, por lo cual buscan y procuran principalmente solución y defensa a todo lo que atañe a sus detentadores, olvidando que deberían ser el canal de cumplimiento de todo aquello que atañe a la mejora y evolución del conjunto de los seres pensantes.

Los partidos políticos se atienen a los principios que les rigen, pero no buscan ni significan una solución real a los problemas de la vida y de las personas, porque muchas de sus premisas son injustas, y sobre todo sus credos incompletos, ya que por lo general (salvo excepciones), ponen el culmen y fulcro de sus propósitos, bajo la hégira de los poderes político-sociales y sobre todo ECONÓMICOS, posponiendo, y sobre todo olvidando, los problemas que afectan a la vida y a la personalidad humana.

Con todo esto, queremos decir y explicar, enfáticamente, que la cultura y civilización occidental, (convertida hasta ahora, por una falsa designación del destino, en el paradigma y esquema de vida y progreso, no solo para el mundo occidental sino para gran parte de las naciones), no es la correcta y conveniente para la evolución de la vida y de los seres humanos, porque está basada en el capitalismo y en las ideologías occidentales, especialmente las cristiano-católicas.

Consideramos, en primer lugar, al Capitalismo y sus intríngulis, no conveniente ni apto para la evolución y progreso de la humanidad, porque es sabido y considerado, que al estar fundado en la economía liberal y teniendo como portavoz el dinero, se fundamente en falsedades, aberraciones e injusticias.

Sin embargo, sabemos que existen grandes inconvenientes a la hora de reemplazar el sistema capitalista y las ideologías de la cultura occidental, por algo que sea más adecuado y correcto al desarrollo humano.

Entre ellos destacamos los siguientes inconvenientes:

a.- La falta de evolución onto y filogenética de la mayoría de la raza humana; ello supone que una gran parte de los seres humanos no están del todo preparados y adecuados para obrar con consciencia justa y apropiada, a fin de comprometerse y atender a su evolución y progreso auténtico como persona; por esta limitación, gran parte de los seres humanos se conforman casi exclusivamente con procurar bienes y cosas para sus deseos y necesidades materiales, en pro de su subsistencia. Por tanto, es todavía muy normal que la humanidad (salvo excepciones), mire con buenos ojos y acepte complacida las condiciones y premisas que el sistema actual les ofrece como solución y camino conveniente a sus intereses y necesidades.

b.- La tendencia natural del ser humano a buscar primordialmente seguridad y estabilidad en su vida, lo cual le hace, casi forzosamente, reacio a todo cambio, a no ser que la fuerza o la necesidad le obligue a tener que hacerlo.

c.- El bajo nivel de consciencia social que padece y ostenta el ser humano, a causa principalmente de la falta de instrucción y educación, pues es bien sabido el prurito de los gobiernos de mantener a sus ciudadanos en la ignorancia, a fin de que no reclamen derechos y tengan que conformarse y acatar las leyes sin rechistar.

d.-El afán y ansia de poseer y retener lo mucho o poco que la gente tiene, pensando que el cambio les pueda ser desfavorable; ello les incita a pensar que es preferible mantener lo que se tiene, antes que arriesgarse a perder algo, bien sea por el miedo o el riesgo de tener que afrontar cambios inesperados o no deseados, bien situaciones impensadas.

e.- Así mismo, también influye bastante el sentido hedonístico que sin duda toma la vida por lo general, cuando a las clases medias y bajas les es posibilitado alcanzar unas condiciones en las que ya pueden cumplir todos sus deseos y necesidades materiales, de la misma manera que siempre han hecho y hacen las clases altas, (poderes fácticos, ricos, gobiernos, clero, burguesía, etc.).

f.-La situación actual de la vida y de las personas, a causa del estado esperpéntico, patético, peligroso y negativo en que se encuentra el gobierno de la nación, dado el caso de que no parece haber vía para que ni los partidos políticos ni el pueblo accedan a un proceso que represente una posible solución a los problemas de la sociedad.

g.- Así mismo, la situación que otorgan, presentan y sobre todo sufren en general los gobiernos y los pueblos de la UE; sin duda se nota una especie de inercia, ignorancia y olvido especial, que impide el desarrollo normal hacia una consolidación de la unión y armonía en sus relaciones y sus líneas de evolución y progreso. Es por lo cual, apenas existe posibilidad de que, tanto los pueblos de Europa como los de España, se aperciban de que si no se oponen o no se enfrentan a lo que los gobiernos, basándose en motivos principalmente de la economía liberal, imponen a los pueblos, es muy probable que volvamos a los tiempos del feudalismo más atroz y regresivo.

————————————

Por estas razones, y muchas más que no procede ahora describir porque sería demasiado extenso para un manifiesto, pero que iremos describiendo en próximos escritos, artículos y ensayos, afirmamos con toda rotundidad que el devenir de la humanidad es y se presenta altamente conflictivo, deficitario y peligroso, porque resulta, y de hecho va a resultar, bastante difícil saber o apreciar, ni siquiera con probabilidad, cual es o debería ser el derrotero que deberá seguir y la finalidad a la que dirigirse, ya que todo indica que la humanidad está cada día más lejos de percatarse de los peligros que le acechan, y por tanto no se encuentra en condiciones de preparar su legítima defensa.

Es por lo cual, un grupo de personas que trabajamos en muy diferentes ámbitos, tanto profesionales como sociales, se va a comprometer a comenzar la ímproba tarea de, no solo informar a la sociedad de cómo afrontar su legítima defensa, sino también de presentar un nuevo método y manera de resolver la mayoría de los problemas de la humanidad, que hasta el momento presente los gobiernos y las ideologías no han sido capaces de llevar a cabo.

Este grupo se va a denominar UNIÓN INTEGRAL Y DEMOCRÁTICA DE TODOS LOS PUEBLOS (UNID).

Dicho grupo, se encuentra debidamente capacitado par cumplir su cometido, porque es poseedor de los medios y premisas necesarios para llevar a cabo su labor, y estos medios son:

-En primer lugar, sabe que sin Unión no se consigue nada que sea consistente y duradero.

-En segundo lugar, así mismo sabe que todo aquel cuyo devenir no sea integral, o que no abarque la mayoría de las facetas de su personalidad, no debe considerarse apto para cumplir su misión en la vida.

-En tercer lugar, todo proceso o sistema de régimen o procedimiento en cualquier estadio o faceta vital, debe ser democrático, es decir tiene que estar fundado en el conocimiento, consenso, convencimiento y conformidad de todos los estratos de la sociedad. Sin esta condición, absolutamente nada es ni puede ser considerado normal, correcto y definitivo.

Estas tres premisas antedichas, serán nuestras bases a efectos ideales, filosóficos, morales, éticos y transcendentales.

A efectos prácticos, solo haremos mención de algunos de los compromisos y realizaciones que deberemos cumplir y llevar a cabo, siguiendo las normas que más arriba hemos presentado. Algunos, porque son muchos más, pero esto sería el comienzo necesario para poder avanzar hacia otros objetivos futuros.

Dichos condicionamientos o compromisos a cumplir son los siguientes:

A .- Formación personal, consistente en que la instrucción y la educación llegue a todo persona humana, con nivel mínimo de bachillerato, para que todo mundo pueda optar a usar la cultura como medio de interpretación y búsqueda del significado de los actos y de la vida.

B .- Unión real y efectiva de todos los movimientos sociales, a fin de que se pueda enfocar la vida de los seres pensantes según las premisas que arriba hemos expuesto.

C .- Cambio progresivo del sistema socio-político-económico-financiero y dinerario, para que en el mundo pueda algún día haber verdadera justicia, igualdad y solidaridad.

D .- Conseguir lo más pronto posible que todo ser humano tenga asegurado su porvenir, una vida digna y posibilidades de evolucionar según sus capacidades y posibilidades.

E .- Trabajar la forma de ir eliminando la necesidad del dinero para vivir, es decir ver como se arregla la existencia prescindiendo de algo tan nefasto y tan injusto como el uso del dinero y las finanzas.

F .- Cuidado y apoyo especial y continuo a las personas disminuidas, dependientes, o disociales, es decir a todos aquellos seres que no pueden, no quieren o no saben cómo portarse como personas humanas de verdad.

Todo lo anterior supondrá la necesaria evaluación y consiguiente cambio de las principales premisas que rigen la educación, la sanidad, el concepto del trabajo, las formas de gobierno y la administración y los principios jurídicos y las normas y leyes.

Esto es un mínimo de lo que esta Unión Integral y Democrática intenta realizar. Estamos seguros de que muchas personas esperaban que un proyecto como este se llevara a cabo, y también estamos seguros de que muchas personas comprenderán la necesidad de lo que nosotros queremos realizar y nos ayudarán si es procedente. Por eso hacemos un llamamiento a todas esas personas a que se adhieran a este manifiesto, y se unan a este grupo para trabajar desde sus propios ámbitos, partidos y grupos sociales, con el fin de ir introduciendo estos principios y fundamentos en su funcionamiento interno y también en su vida personal. Invitamos a sumarse a toda la sociedad, a todas aquellas personas que crean necesario un verdadero cambio de rumbo en nuestro devenir.

Madrid, a 26 de octubre de 2016

#UNID

DESCARGAR MANIFIESTO: https://drive.google.com/open…

ADHERIRSE AL MANIFIESTO:

Ayudanos a difundirlo

Un comentario sobre “MEMORANDUM Y MANIFIESTO que hace el grupo PROMETEUS en la coyuntura de la presentación DEL MOVIMIENTO UNITARIO que se ha de llamar UNION INTEGRAL Y DEMOCRÁTICA DE LOS PUEBLOS.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *