La historia en la humanidad

¿Cómo unimos la idea de la historia que ha habido a lo largo de la humanidad, la apreciación que se hace ahora de ella y lo que debería ser y su importancia?

Entendemos por historia la disciplina que estudia y expone, de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado y que constituyen el desarrollo de la humanidad desde sus orígenes hasta el momento presente.

Actualmente, para muchos, la historia tiene un rol fundamental como conjunto de conocimientos, legados, realidades históricas compleja del ser humano a lo largo del tiempo y a través de las regiones. Conocer no sólo la historia propia si no la historia de otras civilizaciones, culturas y sociedades (por más lejanas que puedan ser) contribuye a nuestro crecimiento como personas capaces de conocer, de comprender, de racionalizar la información y de tomar esos datos para seguir construyendo día a día una nueva realidad.

En cambio, otro punto de vista al que cada vez está más enfocado la sociedad, es la inmediatez de los efectos de un estudio. Por lo que los historiadores, que no descubren la cura de enfermedades mortales, ni mejoran el diseño de las ciudades, o arrestan criminales, no es una profesión bien vista en nuestra sociedad ya que la gente espera que la educación tenga un propósito útil como sucede con la medicina o la ingeniería, no así con la historia cuyas funciones son aparentemente más difíciles de definir, ya que los resultados que presenta son poco tangibles y a veces menos inmediatos que aquellos que se derivan de otras disciplinas.


En el fondo se trata específicamente de que la humanidad, que ya se está adecuando y preparando para un posible cambio y una apreciación más profunda y correcta de su actividad personal, y que requiere una clase de precisión y significado distinto del que hasta ahora viene prevaleciendo, tiene que ser informada definitiva y verdaderamente de lo que debe saber o conocer para evolucionar  y progresar adecuadamente.

Se dice que, quien olvida el pasado se arriesga a repetirlo una vez más para bien o para mal, pero es de notar que la vuelta al pasado para nosotros no puede ser de “recibo”, porque pensando bien las cosas, no habría más remedio que reconocer que siempre, o casi siempre, lo Pasado suele ser  la causa principal de los males del presente mucho más que de los bienes.

Consideramos, no obstante, que es la Historia, como disciplina del saber, la que debe estudiar y dar a conocer los corolarios posibles que se deben sacar, ya que es su misión y empeño el dilucidar los hechos del pasado.

Como resultado sobre lo que el tiempo pasado puede afectar al Presente, deducimos, porque  estamos seguros de ello, que muy pocas personas tendrán opción (no podrán adecuarse verdaderamente) a enfocar, entender y comprender la vida como en realidad debería  ser, porque son demasiadas las líneas y diferencias de significado que cualquier acto vital conlleva, y además  se complica su auténtica realización a causa de las influencias del entorno que afecta a cada uno, y las premisas que la misma realidad, considerada en sí misma, lleva.

Fuentes:

Libro: Era de Acuario; Germán Martín.

https://www.importancia.org/historia.php

Ayudanos a difundirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *