La economía

Existen dos clases de economía: la economía real y la financiera que entre ellas son interdependientes. Por economía real se entiende la economía productiva, la que genera empleo, la que está basada en la agricultura y la industria y que se basa en un tejido productivo sólido. La economía financiera es la que se desarrolló en los mercados financieros, los mercados de valores y las grandes inversiones. En la economía financiera el dinero se mueve muy rápido, es altamente especulativa y está poco regulada.

El poder económico se está viendo reforzado desde finales de la Era de Piscis por el implemento de la financiación especulativa, y todavía más con la ayuda de la matemática financiera (ingeniería financiera).

A tal efecto, los Gobiernos (fuerza y poder antiguos, pero hoy en día testaferros de ellos) se han visto y se ven reducidos a una especie de gestores de las fuerzas económico-financieras, a no ser que esos mismos gobiernos sean, a su vez, los detentadores de esos poderes económicos.

En la vida de los seres de esta Era de Acuario, ha quedado algo que se diluye y se difumina en aras de unas propuestas inverosímiles basadas en la conveniencia y necesidad de tener valores económicos (dinero) para poder vivir.

Al llegar aquí debemos confesar que, desde hace ya mucho tiempo, y para efectos reales de la vida y su mantenimiento, es el dinero-valor el que representa el poder que llamamos económico.

Se diga lo que se diga, y se haga lo que se haga, en realidad son el Dinero y la economía especulativa, la principal causa y efecto del resultado de fundamentar la existencia sobre el estado de posesión y riqueza, todo ello preconizado por el estado económico-financiero, es decir, dinerario de las personas.

La crisis de 2008 tuvo su origen en la esfera financiera. Con la caída de uno de los gigantes de la banca de inversión, Lehman Brothers, los mercados e inversores entraron en pánico, lo que provocó una crisis de liquidez. El flujo de efectivo (el dinero circulante) se redujo, por lo que las personas de a pie consiguieron menos créditos para sus pequeñas empresas y tuvieron que cerrar. Se quedaron sin empleo y dejaron de pagar su hipoteca. Fueron desahuciadas y las bolsas de pobreza aumentaron drásticamente. Las diferencias de renta se hicieron abismales. De una manera muy simplificada, esta fue una de las situaciones tipo que ocurrieron hace 8 años y que siguen ocurriendo a fecha de hoy.

Fuentes:

Libro: La Era de Acuario; Germán Martín

https://www.attac.es/2016/05/10/la-economia-especulativa-supera-en-mas-de-125-veces-el-dinero-en-metalico-2/

Ayudanos a difundirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *