EL SISTEMA SE DEFIENDE CON UÑAS Y DIENTES

Tras el claro pucherazo del 26 de Junio, que robó los votos conseguidos por Unidos Podemos –continuación de lo que se venía haciendo desde hace tiempo- hemos de hacer una seria advertencia para evitar que se repita:

“SEPAN LOS PARTIDOS DE IZQUIERDAS Y TOMEN BUENA CUENTA QUE DESDE HACE TIEMPO LAS ELECCIONES GENERALES QUEDAN TRUCADAS Y ASI SUCEDERÁ EN LAS  DE 2.019.

POR TANTO HAGAN RECUENTO Y REGISTRO TODOS LOS PARTIDOS Y QUE NO SE ROMPAN LAS PAPELETAS.” Germán Martín

No estamos en una “democracia imperfecta” como suelen decir algunos, sino en una auténtica dictadura camuflada, donde al pueblo le está vedado acceder al poder y arreglar las cosas desde las instituciones. La represión campa a sus anchas y afecta a todas las facetas de nuestra vida, pero de manera flagrante, a libertades básicas como las de expresión y derechos políticos.

Ante esa situación es imprescindible conseguir una unidad de izquierdas que de una vez consiga fuerza suficiente para hacer efectivas la razón, la justicia y la solidaridad. Por desgracia, las actuaciones de Podemos y de IU no son todo lo correctas que debieran, y se están viendo exclusivismos y desorientaciones que amenazan con romper las candidaturas de unidad popular que consiguieron un poco de respiro democrático para nuestro maltrecho país.

No se puede abandonar a los movimientos sociales –como es evidente que se está produciendo a la vista del escaso respaldo a manifestaciones justas- ni se debe arrinconar a los colectivos autogestionarios para expulsarlos de los ámbitos de colaboración. Sus ideas y su sano impulso han de ser integrados y respetados.

Desde nuestro punto de vista, la opción no es “instituciones o calle” sino la combinación real de ambos espacios de actuación. Manifestarse sin construir una entidad política que consiga modificar las leyes autoritarias es dejar el trabajo a medias, igual que lo es acomodarse en los sillones del Congreso o de las alcaldías para ser simples gestores y mantenedores del sistema.

 

Ayudanos a difundirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *