DESMONTANDO LA NAVIDAD

Es realmente sorprendente que en el siglo XXI sigamos celebrando la fiesta de la Navidad. Ya hemos hablado en otras entradas de #UNID sobre los perjuicios que los mitos cristianos han causado en nuestra sociedad.

Hoy queremos poner el acento en la alianza de los diferentes para mantener el mito y lo que esto supone para nuestro desarrollo y evolución. No son pocos autores ( Martin Hengel, Barry Powell y Peter Wick, entre otros) los que ya han realizado estudios profundos para demostrar que el mito cristiano bebe de mitos ancestrales y que es una constante en la historia universal, señalando numerosos paralelismos entre los puntos de vista cristianos sobre Jesús y otros principios religiosos o míticos: misterios grecorromanos, la mitología del antiguo Egipto y otras analogías generales en las que se encuentran patrones culturales compartidos de dioses que mueren y resucita en el contexto del mito de Jesús (Wikipedia).

Como todo mito está lleno de simbolismo y se repite una y otra vez entre culturas al rededor del mundo, y encierra grandes verdades y símbolos universales. Lo curioso es que el mundo cristiano es incapaz de sublimarlo y sigue viviendo el mito como si fuera una historia real, que van retorciendo hasta límites insospechados para el adoctrinamiento y adormecimiento de sus fieles y acólitos, véase por ejemplo como han transformado el día de los santos inocentes en el día contra el aborto.

Y no son pocos los que llaman a esas coincidencias entre el mito cristiano y los otros paralelomanía ( que exagera la importancia de parecidos poco significativos) y aseguran la veracidad de la historia. A quiénes o qué pretenden apoyar estos estudiosos? Cómo una sociedad tan avanzada en cuanto a ciencia y conocimiento vive en torno a un mito? A quienes conviene el mantenimiento de semejante mentira? Para nosotros está muy claro: los falsos valores cristianos son el sostén perfecto para el sistema mundial, que se caracteriza por la pugna entre culturas para demostrar que su religión es la única y auténtica, que vive en guerra y lucha, sin justicia ni igualdad, machista y puritana, competitiva, que se siente culpable y que limpia sus pecados con falsos ritos, falsa espiritualidad y haciendo caridad.

Y son los poderes fácticos (iglesias y grandes fortunas) apoyados por los gobiernos los más interesados en mantener este status quo, para garantizar su supervivencia y por lo tanto el mantenimiento del sistema socio- económico-financiero. Es imprescindible para ellos no poner en riesgo el bajo nivel de consciencia social que padece y ostenta el ser humano, a causa principalmente de la falta de instrucción y educación. Es bien sabido el prurito de los gobiernos de mantener a sus ciudadanos en la ignorancia, a fin de que no reclamen derechos y tengan que conformarse y acatar las leyes sin rechistar (Manifiesto #UNID).

El matrimonio interesado entre iglesia y gobiernos, auspiciado por el discurso de la gran mayoría de intelectuales de todas las ciencias, es la ponzoña perfecta para mantener adormecida y envenenada a la humanidad y evitar que pida lo que le corresponde. Pero afortunadamente siempre han habido voces discordantes, rebeldes, coherentes, y que han salido de la caverna para luchar contra el engaño y la manipulación, algunas incluso perdieron su vida por eso.

Sea hoy por tanto un día para conmemorar a todas esas personas famosas y anónimas que alzaron su voz contracorriente y sea su trabajo nuestro legado. Estamos seguros que a pesar de los obstáculos y de los tremendos esfuerzos y sacrificios que va a suponer, los diferentes movimientos sociales que apoyamos desde #UNID, harán inevitable que la humanidad empiece a pedir auténtica democracia, justicia, igualdad y solidaridad y eso pasa porque supere la religión y la superstición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *