“DEL 15M a PODEMOS-Más indignad@s que nunca”.

Este año se va a cumplir el sexto aniversario de aquella eclosión ciudadana que vivimos en España y que se extendió al mundo entero. No todas estuvimos acampadas en Sol, y muchas lo vivieron a través de las noticias desde su casa.

Pero sin duda tocó la conciencia de todas sin excepción y vino a remover los cimientos de este país, causando una ola renovadora al rededor del globo.

Millones de personas unidas en una sola voz, denunciamos las tres más deleznables premisas de nuestra civilización: “la ambigua Religión Cristiana Eclesial, el perverso e indigno Capitalismo y su dinero, y la verificable falsedad de comportamiento en un sistema que llamamos descaradamente democracia y que de todo punto es falsa, porque obra casi siempre obviando los auténticos sentidos de la Libertad, la Justicia, la Igualdad y la Solidaridad”, -Prometeus, La Era de Acuario, 1ª parte.

De aquel movimiento surgieron diferentes partidos como Podemos y el Partido X, y otros se reforzaron, como EQUO e incluso VOX, con motivo del cuestionamiento del bipartidismo.

Embriagados de rebeldía, contagiados de ilusión y dispuestos a darlo todo, apostamos la mayoría de nosotros por Podemos, porque éramos nosotras mismas, porque decidíamos en círculos nuestro futuro…Sentíamos que podíamos, queríamos y merecíamos todo…Pateamos las calles y golpeamos las puertas haciendo campaña, voceamos en las plazas que venía un cambio de verdad y que estábamos dispuestas a gobernarnos porque éramos mayores de edad…Y fuimos a las urnas con tal fuerza moral, que conseguimos 5 escaños en las elecciones europeas de 2014.

Entre las europeas y el 20,68% de los votos y 69 diputados obtenidos en las últimas elecciones generales, han pasado muchas cosas…Tal vez demasiadas.

Hemos visto cosas terribles, canibalismo, atrofia, purgas, endogamia, parasitismo, proselitismo, machismo y narcisismo…Y mucha, muchísima incomprensión.

El Podemos de hoy es tan solo una sombra del Podemos de Zurita, de los círculos, de los indignados y de la rebelión…Un aborto del 15M, un intento fallido sin duda y el abyecto reflejo de lo que quiso ser.

No es necesario describir tal fatal situación, las facciones a golpes, el personalismo testosterónico, las dimisiones, el acoso, el mobbing dentro de la institución, el autoritarismo, la caza de brujas, el sometimiento al status quo, el egocentrismo y la crueldad que destila Podemos…Pero el espíritu del 15M no puede morir nunca, no debe morir. Somos las mismas, no buscábamos un trabajo, ni una salida profesional, ni vivienda, ni un cargo, ni viajes y dietas, no buscábamos la fama, ni salir en la televisión, no queríamos pan, ni más toros….Creíamos en un cambio desde la raíz, y queríamos una auténtica revolución…

Hoy, un poco mayores y adoloridas, ya sabemos que el cambio y la capacidad de crear nuevos paradigmas y sistemas, solo puede venir de la Unión Integral y Democrática de todos los Pueblos, sin concesiones, sin parches, ni remiendos, ni costuras. Desde UNID seguimos trabajando en esa dirección mientras la indignación se lame sus heridas y vuelve a coger carrerilla.

El cuadro es de Montserrat Díaz Luna, “La eclosión de Narciso”.

Ayudanos a difundirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *