15 M

Según Wikipedia, “el Movimiento 15-M, también llamado movimiento de los indignados, fue un movimiento ciudadano formado a raíz de la manifestación del 15 de mayo de 2011, convocada por diversos colectivos, donde después de que cuarenta personas decidieran acampar en la Puerta del Sol esa noche de forma espontánea, se produjeron una serie de protestas pacíficas en España, con la intención de promover una democracia más participativa alejada del bipartidismo PSOE-PP (binomio denominado PPSOE) y del dominio de bancos y corporaciones, así como una «auténtica división de poderes» y otras medidas con la intención de mejorar el sistema democrático.”

Este movimiento, no fue, sino que continua existiendo en estado fetal, y que ya nunca morirá, ya que su evolución y desarrollo preconiza una nueva visión de la vida y de las personas.

Con el tiempo, (cuando el Karma lo pueda permitir), será (deberá ser) un imperativo y una necesidad para todo ser normal no aberrado, exigir y reclamar por toda clase de medios, la vuelta del timón de la vida y del progreso a vías de dirección y sentido verdaderamente integral y democrático.

Declaramos que ese impulso divino hacia la libertad y la democracia empezó a brotar ya a finales del siglo XVIII, cuando surgieron ideologías sociales modernas, (utópicas, económicas, científicas etc.) y tuvieron lugar las revoluciones americana y francesa que pusieron la primera piedra para el santuario de la libertad y de la democracia universal.

Ello supuso, como es bien sabido, el primer paso para la derogación del estado feudal que regía en todo el mundo desde tiempos inmemoriales, y que todavía tiene secuelas vergonzosas en nuestros días.

Hoy en día mucha gente contempla con ojos desorbitados cómo los poderes fácticos, los gobiernos y sus adláteres, apoyados en el énfasis de la Civilización Occidental, que como todo mundo debe saber está basada en el cristianismo y la economía liberal y financiera, tratan de revertir el sistema mundial de vida normal a condiciones de tipo feudal. Intentan conseguirlo haciendo un uso indigno y sangrante de los adelantos de las ciencias, la tecnología y las comunicaciones.

Las instituciones no parecen darse cuenta de lo que los poderes intentan realizar; está llegando la hora de que sean ya los pueblos (la democracia de verdad) quienes se hagan cargo de la situación en que se encuentran los gobiernos y las instituciones.

Los partidos políticos se atienen a los principios que les rigen, pero no buscan ni significan una solución real a los problemas de la vida y de las personas, porque muchas de sus premisas son injustas, y sobre todo sus credos incompletos, ya que por lo general (salvo excepciones), ponen el culmen y fulcro de sus propósitos, bajo la hégira de los poderes político-sociales y sobre todo ECONÓMICOS, posponiendo, y sobre todo olvidando, los problemas que afectan a la vida y a la personalidad humana

Es por lo cual, un grupo de personas que trabajamos en muy diferentes ámbitos, tanto profesionales como sociales, se va a comprometer a comenzar la ímproba tarea de, no solo informar a la sociedad de cómo afrontar su legítima defensa, sino también de presentar un nuevo método y manera de resolver la mayoría de los problemas de la humanidad, que hasta el momento presente los gobiernos y las ideologías no han sido capaces de llevar a cabo.

Este grupo se denomina UNIÓN INTEGRAL Y DEMOCRÁTICA DE TODOS LOS PUEBLOS (UNID).

 

Ayudanos a difundirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *